Alteraciones en el crecimiento de los maxilares

La mayoría de las alteraciones en el crecimiento de los maxilares tienen lugar en la infancia por distintos motivos, aunque pueden surgir a cualquier edad tanto en el maxilar superior como en el inferior. Si se tratan de malformaciones congénitas están presentes en el paciente desde el momento de su nacimiento. En otros casos, se manifiesta más tarde, ya sea de niños o en la edad adulta. 


Alteraciones congénitas 


Las alteraciones maxilares congénitas se dan desde el nacimiento de la persona y están asociados a síndromes como el Down o el Pirre Robin. Pueden provocar trastornos a la hora de masticar y en la alimentación, además de problemas de lenguaje y de maloclusión. 


Quistes 


Muchos quistes suelen ser benignos, pero es importante que se vigilen muy de cerca para que no se conviertan en cancerosos. Pueden originarse por alguna caries o por una inflamación que persiste en el tiempo, llamada granuloma. 


Traumatismos 


Por supuesto, los golpes causan fracturas de los maxilares o de las mandíbulas y puede llegar a afectar a otros huesos. 


Trastornos metabólicos 


Hay alteraciones en el metabolismo de los huesos como la osteoporosis o el hiperparatiroidismo que afectan a la reabsorción y en la formación del hueso. Hace que los maxilares sean más frágiles y estén más sensibles a los golpes y otros trastornos.

0 0
Feed