Consejos para cuidar tus retenedores dentales removibles Parte II

En el anterior post os comentamos varios consejos para una adecuada limpieza para le mantenimiento de los retenedores dentales removibles. Hoy desde Ortodoncia Carlton continuamos dándoos más consejos para que estén siempre como el primer día.  ¡Sigue leyendo! 


Limpiar el retenedor después de cada uso.


El retenedor está en contacto con bacterias que puedan estar en la cavidad bucal. Por tanto, se recomienda limpiarlo después de cada uso. Con lo que, eliminaremos las bacterias y el sarro que puedan acumularse en su superficie. 


La tarea es simple, únicamente lavarlos con agua y jabón suave, o sumergirlos en agua y una pastilla para desinfectar las dentaduras postizas. Si tienes dudas al respecto, puedes pedir consejo a nuestros ortodoncistas de Ortodoncia Carlton.


Algunas personas usan pasta de dientes para limpiar los accesorios, aunque no recomendamos esto porque los amarilleará u oscurecerá. 


Para evitar daños, no utilice productos desinfectantes corrosivos. El alcohol y otros líquidos abrasivos pueden dañar permanentemente el retenedor dental. 


Para prevenir y mantener el fijador, utilice solo productos de limpieza recomendados por su ortodoncista.


Manipule el retenedor removible con cuidado.


Tenga cuidado cada vez que se quite o se ponga el soporte. Sáquelos de la boca con cuidado, si aplica demasiada fuerza, puede lesionarse o deformar el dispositivo dental. 


Además, intente reemplazarlo donde comenzó a quitar y colocar el soporte. Por lo tanto, su forma no se modificará ni se deformará. Le recomendamos que los retire desde diferentes ángulos todos los días para mantenerlos perfectos.


Es cierto que el retenedor tiene buena resistencia y está fabricado con los mejores materiales, pero como elemento de uso diario, debemos esforzarnos al máximo para reducir su desgaste. 


Si tiene alguna pregunta o necesita actualizar su retenedor dental, podemos ayudarlo en Ortodoncia Carlton. ¡Pide ya tu cita!

0 0

Dejar un comentario