[company_name_branding] hombre con la mano en la boca

El enemigo común: la halitosis

A veces es la manifestación de una enfermedad, como la insuficiencia renal crónica, sinusitis, problemas digestivos, diabetes mal controlada o alteraciones e infecciones en órganos. O simplemente el consumo habitual de tabaco, alcohol o café, además de ciertos alimentos como la cebolla o el ajo, ayudan a la creación de mal aliento por lo que reducir el consumo de ellos puede ayudar a frenar la halitosis.


Ante todo realizar una limpieza bucodental adecuada y tener cuidado con los medicamentos que resecan la boca, son buenos hábitos para eliminar el molesto mal aliento. No obstante, una dieta rica en patatas, cereales, arroz, pan y legumbres provoca hace que el cuerpo no cree cetosis, que es un gran aliado del mal aliento.

Existen algunos alimentos que favorecen la aparición de halitosis, como el ajo y la cebolla. En algunas personas, el consumo de col, pepinillos y café causan este problema. El alcohol y el tabaco son otros de los causantes del mal aliento.

0 0
Feed