[company_name_branding] persona con herramientas de odontólogo

La fobia al dentista, causas, y consejos

Cuando una persona siente auténtico pánico cada vez que tiene que visitar al dentista, hasta el punto de directamente no acudir en muchos casos, sufre de odontofobia.


No se trata de un problema minoritario como muchas personas pueden pensar. De hecho, la odontofobia se encuentra entre las tres primeras razones por las que una persona no acude al dentista tanto como debería.

Las dos causas principales que llevan a una persona a sentir un fuerte e irracional miedo hacía el dentista y la figura que representa son: por un lado, una experiencia previa negativa, relacionada con una visita al dentista, dolor intenso tras una intervención, o una enfermedad que implicó acudir durante un tiempo con mucha regularidad al dentista; y por el otro, un proceso de angustia experimentado sin necesidad de experiencia previa pero motivado en parte por la creencia generalizada de que en un dentista siempre uno acaba sufriendo.

En caso de sentirte identificado con alguna de las situaciones descritas, te recomendamos:

Tratar de convertir la visita al dentista en un hábito, incluirlo en tu rutina, para que no se convierta en un “evento especial” al que le des muchas vueltas todas las mañana.
Preguntar a las personas de tu entorno que suelen ir al dentista por el resultado final, no exclusivamente por el proceso. Ya que a la larga, sufrimos menos si nos ponemos en manos de un profesional que si lo dejamos estar y aguantamos el dolor de nuestros dientes.
Realiza ejercicios de relajación antes de acudir a la clínica.
Pregunta por la sedación consciente en tu clínica en caso de que no logres controlar tus emociones.
Siguiendo estos simples consejos, estarás, sin duda, más cerca de afrontar de manera exitosa tu miedo al dentista. Sin embargo, en caso de tener cualquier duda al respeto, ponte en contacto con nosotros llamando al 944 166 055

0 0
Feed