[company_name_branding] dos radiografías

La mordida abierta

La mordida abierta se produce cuando al morder los dientes de la arcada superior, no entran en contacto con los de la inferior, sino que queda un espacio entre ellos. Además, si los dientes superiores no quedan por delante de los inferiores, estaremos ante un caso de morida ambierta anterior. Existen otros tipo de mordida abierya como la posterior o la sobremordida incompleta, por ello en cada caso habrá que aplicar el tratamiento correspondiente.


Muchas veces la mordida abierta puede derivar de algunos  hábitos infantiles como el de chuparse el pulgar o el uso abusivo del chupete en los niños. También puede deberse al hecho de empujar los dientes con la lengua de manera inconsciente. Además, la mordida abierta no solo nos afecta de forma estética, desvirtuando nuestra sonrisa, sino que puede causar problemas en el habla como el ceceo y otros problemas respiratorios.

Dependiendo de cada caso y de la edad del paciente, el problema se solucionará con un tratamiento de ortodoncia o con cirugía:

  • Ortodoncia para niños y adolescentes: el tratamiento es similar al de la mordida cruzada, e igualmente se utiliza un expansor para modificar la posición y el crecimiento de los huesos. Durante la adolescencia se recurre a tratamientos de ortodoncia como los brackets, con el fin de ajustar la mordida.
  • Cirugía ortognática para adultos: Si el paciente es un adulto y la mordida abierta es más severa, será necesario pasar por quirófano, ya que la ortodoncia no serviría para nada. Durante la intervención la mandíbula se coloca en la posición correcta y se fija con clavos y placas para, posteriormente, pasar al tratamiento con ortodoncia.
0 0
Feed